Novedades

EDICIÓN N°79

Antenas Amigables: en este primer adelanto de Consumar te contamos de que se trata esta campaña de concientización.-

11 Julio 2019 Publicado en Novedades

Ya en otras oportunidades hemos analizado en las columnas de informaciones temáticas de Consumar, la cuestión “antenas”. En esta oportunidad, lo que queremos mostrar son las acciones que el Estado Nacional está obligado a instrumentar para que el concepto de “antenas amigables” sea efectivo.

por Fernando Diego Fontela

Representante del Cesyac en CABA

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

INTRODUCCIÓN.

Para hablar de servicios de tecnologías de la información y la comunicación, ineludiblemente debemos considerar las infraestructuras existentes que nos permitan penetrar a nivel territorial y con volumen de usuarios para una correcta prestación de los servicios. Dicho de otra manera, para que haya teléfonos celulares y dispositivos que acceden a internet en todo el territorio nacional y por la mayor cantidad de habitantes posibles, necesitamos inversiones en antenas y soportes que hagan sostenible la calidad de un servicio que cada día se exige más y nos impone nuevos desafíos.

Pero claro, no podemos dejar de considerar para esta cuestión, que existe un alto nivel de conflictividad social por la instalación de antenas a causa de diversos mitos, o a causa de diversos plexos normativos, especialmente locales, que no hacen un uso y organización eficiente de los soportes técnicos para el servicio de telecomunicaciones.

Según informes oficiales, hoy en la Argentina tenemos zonas donde se diseñan redes que no cumplen con las necesidades de conectividad de la población, y otros lugares, por no decir todo el país, donde las inversiones están detenidas o demoradas.

En este contexto, los usuarios, individual y colectivamente, pero la sociedad en su conjunto, debemos parar un minuto para poder conocer quiénes son y qué deben hacer los responsables del sostenimiento de los servicios de tecnologías de la información y la comunicación.

Por un lado se encuentra el Municipio, que es quien debe controlar y garantizar la seguridad de las estructuras soporte de antenas. Por el otro lado, está el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), que es el organismo regulador que controla las emisiones de las antenas y su correcto funcionamiento garantizando que no afecten la salud de la población. Y por último, y no por ello menos importante, sino todo lo contrario, están las empresas Propietarias de Estructuras Soporte de Antenas que se deben ocupar de reducir el Impacto Visual a través de la mimetización de las antenas con el entorno en el cual están instaladas.

En definitiva, la mala calidad del servicio hoy en día, está atravesada por la falta de cumplimiento de las prerrogativas que cada uno de los actores que arriba se menciona, llevan a cabo en su labor diaria como parte del sistema de comunicaciones. 

 

QUÉ SON LAS ANTENAS AMIGABLES?

Ahora bien… en este contexto inicial de normas, organismos, empresas, y usuarios, la pregunta inicial que nos hacemos es… ¿para qué antenas amigables o soportes de servicio mejor organizados? Y la respuesta en realidad puede tener múltiples aspectos para incorporar, pero en primer término debemos plantear que el desafío que tiene por delante la Argentina es disminuir la brecha digital entre sus regiones y entre sus habitantes.

Y ante la pregunta del título, qué son las antenas amigables?, la respuesta es la siguiente: “son aquellos soportes de tecnología para la transmisión de datos que están ubicados en zonas pobladas o despobladas cumpliendo con las últimas exigencias a nivel de emisiones de radiaciones no ionizantes, las cuales a su vez están mimetizadas con el entorno de ubicación, y que además prestan el servicio al máximo potencial y demanda de los usuarios”.

Cabe aclarar que esta definición ha sido formulada por el autor, por quien suscribe este artículo, y surge del análisis de los documentos oficiales e información que suministran las empresas.

Hoy en día, en la Argentina se tienen 383 antenas por cada millón de habitantes, lo que significa que el ENACOM debe controlar la emisión de alrededor de 16.500 antenas, y que los municipios, que son más de 2000 en el país, deberían estar normativizando la forma de instalación para esas antenas, y las empresas deberían estar invirtiendo para que ese número crezca y nos podamos parecer a otros países más avanzados en la materia, y que ya tienen más transitado en el tiempo el concepto de antenas amigables.

Ojo que ya lo hemos aclarado en esta revista, más antenas no significa linealmente mejor servicio, pero sí está más que comprobado que la Argentina necesita inversiones urgentes en soportes para mejorar su calidad.

Siguiendo con el dato de antenas por habitantes, Japón tiene 10.112 antenas por cada millón, y Brasil, que es el que tenemos más cerca en cantidades, llega a 1.144 antenas por cada millón de habitantes.

 

QUÉ HACE EL ESTADO?

En todo esto el Estado “hace” y “debe hacer” muchas cosas para que los servicios funcionen.

Como arriba se decía, municipios, ENACOM y empresas deben cada uno hacer su labor, pero en el caso del Estado Nacional, en primer término, debe promover las normas municipales modernas y actualizadas para facilitar el despliegue de infraestructura para la telefonía móvil y permita que se realicen las inversiones pendientes. Para ello, desde el organismo se pone a disposición de los municipios varias recomendaciones y formatos para ordenanzas de regulación, las cuales deben incluir el registro de propietarios de estructuras soporte de antenas, un inventario de las antenas y las estructuras, una ventanilla única para los trámites que deben hacer las empresas, una idea de tasas que deben abonar para habilitación y verificación de las antenas, y también se sugiere no fijar distancias para la instalación de estructuras, ya que en la actualidad existen tecnologías y formatos de soportes que habilitan colocar antenas chicas en soportes chicos.

Básicamente para que la telefonía móvil funcione, con la incorporación de la Banda Ancha Móvil 4G, con acceso a internet y comunicaciones que permitan la accesibilidad y retenibilidad de las llamadas, se debe tener una antena cerca, y por eso la sugerencia es una norma que permita los nuevos soportes, y que la distancia permita muchas cerca de baja potencia. Hoy es mejor muchas, chicas y cerca, que pocas, grandes y lejos. De esa manera estamos garantizando su “amigabilidad” con el ambiente y los seres humanos, y cumpliendo las normas de Radiaciones No Ionizantes (RNI) que establece el Ministerio de Salud de la Nación que son más existentes aún que las sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

MÁS INFORMACIÓN.

Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM)

www.enacom.gob.ar

0800-333-3344

Canasta básica en Rosario

Canasta básica en MDQ

Canasta básica en CABA

Canasta básica jubilados

CESyAC
Copyright © 2019 CESyAC. Todos los derechos reservados.
Balcarce 1793, Rosario, Santa Fe, Argentina.
Contacto

Dirección Nacional de Defensa del ConsumidorMinisterio de Producción y Trabajo Instituto de Desarrollo Regional Foro del Agua Sindicato Aceitero San Lorenzo Concejo Municipal de RosarioSOESGPyLAPérez Ciudad