Novedades

REVISTA CONSUMAR N° 86

Créditos UVA: una luz en el camino

07 Febrero 2020 Publicado en Novedades

En este adelanto de la publicación mensual del CESYAC, analizamos las medidas tomadas por el Gobierno Nacional para auxiliar a quienes tomaron un crédito UVA. 

Por Ignacio Eduardo Pandullo

Coordinador Área Jurídica Cesyac

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Gobierno Nacional puso en marcha una serie de medidas para aliviar la difícil situación en la que se encuentran las personas que adquirieron un inmueble mediante este sistema crediticio

 

El Banco Central de la República Argentina (también conocido por las siglas BCRA), con el fin de intentar revertir el gran déficit habitacional de nuestro país y el dificultoso acceso a una vivienda, implementó a partir del año 2016 un ambicioso programa de créditos hipotecarios para la clase media y alta de Argentina. En dicho marco, atento al contexto inflacionario reinante –aún vigente- debió recurrir a un mecanismo de actualización que permitiera resguardar el valor adquisitivo de las cuotas que deben pagar los tomadores de dichos préstamos. Así, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) por intermedio de la comunicación A 5945 dio nacimiento a la Unidad de Vivienda (UVI), cuyo valor inicial al 31 de marzo de 2016 se fijó de manera tal que fuera equivalente a la milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado testigo, basado en las cifras conocidas para inmuebles de diverso tipo en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Salta y zona del Litoral (Santa Fe de la Vera Cruz-Paraná), ponderados por población. Como este metro cuadrado testigo se ubicaba en $14.053, el valor inicial de la UVI fue de 14,053 pesos (14 pesos con 53 milésimos).-

En el mes de septiembre de 2016 se sancionó la ley 27.271 destinada al fomento de la inversión en vivienda, dicha norma creó un instrumento de indexación denominado UVI, que se actualiza mensualmente a través del índice del Costo de la Construcción para el Gran Buenos Aires. De esta forma convivían dos unidades homónimas, la creada por el BCRA y la que nacida de la ley 27.271, las cuales a su vez tenían distintos mecanismos de actualización, pues la UVI creada por el BCRA se actualiza de acuerdo al CER, mientras que la UVI contemplada en la ley 27.271 lo hace de acuerdo a la variación del Índice de la Construcción. Ante dicha situación, el BCRA emitió la Comunicación A 6069, por intermedio de la cual renombró a la UVI que en lo sucesivo pasó a denominarse UVA.  

Desde su creación hasta la actualidad, el valor de la UVA aumentó un 351,17%, alcanzando los $49,34. Es decir, tuvo un aumento anual promedio del 87,79%, muy por encima de la tasa de inflación que afectó a nuestro país durante dicho periodo y a leguas de cualquier aumento pactado en paritarias.-

En dicho marco, la situación de los tomadores del crédito se tornó muy inviable, puesto que debían seguir abonando las cuotas –cada vez más caras- con salarios que no se incrementaron al mismo ritmo, todo ello en el marco de una suba permanente de los restantes productos y servicios que consume una familia tipo, y bajo la amenaza permanente de que la vivienda que habían adquirido pudiera ser rematada en caso de incumplimientos en el pago de las cuotas.

Ante dicha situación, en el mes de agosto de 2019 el Gobierno Nacional resolvió congelar provisoriamente el aumento de las cuotas, medida que tuvo vigencia hasta el mes de enero del corriente año. Una vez que finalizó la duración de las medidas extraordinarias a las que vengo haciendo referencia, la Ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación –María Eugenia Bielsa- anunció que el aumento postergado de las cuotas (que era de un 26%) no se aplicaría todo junto a partir del mes de febrero de 2020, sino que sería prorrateado a lo largo de los próximos doce meses a razón de un poco más del 2% mensual hasta que la cuota que se abona converja con el incremento que verifique la unidad UVA. Asimismo, la referida Ministra señaló que de ahora en más la cuota no podrá ser mayor al 35% del ingreso familiar, lo cual conforma una suerte de bálsamo para los usuarios del sistema, puesto que en caso de que dicho tope sea superado las entidades financieras tendrán que buscar una solución para cada caso concreto.-

Sin lugar a dudas el gran espiral inflacionario que viene aquejando a la Argentina desde hace varios años, y que se intensificó fuertemente durante el segundo semestre del año que pasado, pone en jaque muchas estructuras de la economía nacional, siendo uno de los mejores ejemplos los créditos hipotecarios UVA, que fueron pensados en el marco del fallido plan antiinflacionario del gobierno de Mauricio Macri, y que hoy pone en riesgo las viviendas únicas de las personas que confiaron y apostaron al sistema. Insisto, no debe perderse la mirada global: los tomadores de créditos UVA no sólo debieron afrontar los cuantiosos aumentos de la cuota, sino que además debieron soportar los incesantes incrementos de la canasta básica familiar, todo en el marco de aumentos paritarios que lamentablemente no alcanzaron el nivel de la tasa de inflación.-

Las medidas que se tomaron son acertadas, y sirven para atender la contingencia, la urgencia, pero será necesario que el Estado siga cuidando a los individuos que se endeudaron bajo esta modalidad para así evitar una ola de ejecuciones hipotecarias. Y por supuesto, una vez más, la verdadera y única solución definitiva vuelve a ser la misma: la baja de la inflación.-

Canasta básica en Rosario

Canasta básica en MDQ

Canasta básica en CABA

Canasta básica jubilados

CESyAC
Copyright © 2020 CESyAC. Todos los derechos reservados.
Balcarce 1793, Rosario, Santa Fe, Argentina.
Contacto

Dirección Nacional de Defensa del ConsumidorMinisterio de Producción y Trabajo Instituto de Desarrollo Regional Foro del Agua Sindicato Aceitero San Lorenzo Concejo Municipal de RosarioSOESGPyLAPérez Ciudad